Locos por el pseudo!

La Organización Médica Colegial (OMC) en su afán por descubrir aquellas pseudoterapias o pseudociencias peligrosas ha terminado contagiando también al Consejo General de Psicología y a los respectivos Colegios Oficiales de Psicología (COP) en su persecución de pseudoterapias o terapias sin evidencia empírica validada…Hay que elaborar listado de protocolos médicos ineficaces. De hecho, el Bristish Medical Journal nos lleva años luz investigando protocolos médicos convencionales. Sí, han leído bien, aquellos usados en hospitales y clínicas y que se suponen  están validados científica y empíricamente. Y resulta que de los 3000 tratamientos convencionales  analizados que usan los médicos solo el 11% son «claramente beneficiosos» pudiendo un 24% ser «algo beneficiosos»…Luego al menos el 65% no se basan en la evidencia científica de la que tanto presume la OMC.

Después le tocará al COP observar e investigar aquellas terapias psicológicas «no validadas empíricamente». Y espero que también desde  la Real Academia Nacional de Farmacia se indague y se realice listado de pseudofármacos y pseudopsicotropos, es decir, aquellos fármacos, psicofármacos o psicotropos que no cumplen con los criterios de rigor científico o no se ciñen a unos ensayos clínicos rigurosos antes de comercializarse…Sería lo justo! O todos subimos al barco o ninguno!